Advertencia: no soy un ejemplo a seguir si quieres perder peso rápidamente. Me gusta ir sin prisas y con pausas.

miércoles, 9 de julio de 2014

Día 36: De paseo por la Rambla!!

Los Radio Futura decían... al final de la rambla, me encontré con la negra flor, que creció tan hermosa de su tallo enfermizo.

Y esta mañana por ahí estaba yo paseando y buscando unos pantalones de taichí en la Fuji, una tienda de artes marciales (no eran para mí, yo ya tengo). Eeeeeeyy, que no os he dicho que practiqué taichí durante 6 añitos, jejeje, si hasta hice algunas clases de kung fu! Qué divertido era!! Y qué mal se me daba dar patadas!! jajajaja. En la clase de kung fu estábamos las mujeres haciendo cachondeo y los tíos tó concentraos, jajaja, muy machacas. Total, que no se nos acercaban a la hora de hacer los ejercicios en pareja, no les fuéramos a distraer.... o a tirarles al suelo que eso era buenísimo para reírnos más (nosotras, ellos ni de coña)!!!

¡¡Ay, qué tiempos aquellos!! Y vosotras me preguntareis ¿y por qué narices no lo haces ahora? Pues por falta de tiempo y porque las clases que a mí me gustan están a media hora en metro desde mi casa. Y yo me pregunto... con el nivelazo que yo tenía, que hasta podría haber dado clases a principiantes, ¿por qué no practico en casa? Me da pereza y me pongo con el ordenador ¿seré cacho perra? 

Taichí, chi kung y meditación. Si practicase más, no tendría tiempo de pensar en las galletas.



En otra entrada, los beneficios del taichí, lo único que le falta es adelgazar, eso sí, se te ponen las piernas y la espalda fuertes, fuertes.

Menú:
D: 3 ciruelas, pan con mermelada, te
MM: una manzana y 4 palitos de pan
A: judía tierna con unos pocos guisantes, filete de potro con 3 rebanadas de pan (haaala, con el pan!!)
M: 5 galletitas saladas con fiambre de pavo, un yogur
C: ensalada variada, dos filetes de pavo a la plancha, 12 cerezas

Ejercicio: andar unos 7-8 km entre la mañana y el mediodía. 6 km de bici.

Me he reído mucho con esto, lo comparto por si os pasa como a mí:



Buenas noches

8 comentarios:

  1. jajajajaja más quisiera yo que el chocolate contara como ensalada...

    ¡qué guay lo del taichí! Yo fui a clases una vez, pero era una clase avanzada y yo toda novata me desesperé y no fui más, pero parecía divertido.
    Animate y hazlo en casa y no seas tan "cacho perra" :P jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeeee, a que está bien lo del chocolate.
      Ya he visto tus progresos con el zumba! a ver si me animo yo con el taichí. Mira que me dan pereza estas cosas y lo bien que van. Otras, en una clase donde tú eres la única que no sabes, al principio o eres muy constante o no pillas al resto en la vida. Lo mejor es ir a un centro cívico donde se empieza de cero cada trimestre y luego, si te gusta, vas a las clases en serio. Es lo que hice yo y me cambió la vida.
      Un beso!!

      Eliminar
  2. Yo hago Pilates porque no me venía bien el horario para Tai Chi, pero era lo que me hubiera gustado. No pierdo la esperanza y ahora que sé que te pones muy dura, pues más jajajaja.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca he hecho Pilates pero me parece que está muy bien. Lo que tienen el taichí y el yoga es el trabajo interno, que a la larga nos hace sentir mejor. Como todo, hay que tener un buen profesor y eso es difícil. También porque si practicas a lo tonto, o sea, haciendo los movimientos sin más, el trabajo no es tan efectivo y encima te puedes lesionar o agobiarte con la respiración. Pero si se hace un poquito bien... hay quien hasta deja el yoga y, por supuesto, el gimnasio.
      Ah! ya te digo que el taichí no adelgaza y no te vas a sentir más dura ni tonificada (si no haces la parte marcial), pero tu estructura general y la articulaciones mejoran mucho. Y sobretodo, se acaban los dolores de espalda y de rodillas.
      Qué rollazo, jeje.
      Un beso!!

      Eliminar
  3. Jo, yo también hacía artes marciales, pero no podía cachondearme de los chicos porque era la única mujer. Eso sí, al principio no me querían para combate "por si me hacían daño". De un codazo le rebenté el labio a un compañero y desde entonces se levantó la veda, ja ja ja, ya iban todos a darme fuerte (si es que me dejaba, ja ja ja, que ésa era otra...)

    Era feliz haciendo eso. Jo, qué tiempos. Ya hace diez años que lo dejé. También había hecho tai-chi y viayam. Muy chulo todo, pero lo que me iba de veras era lo de pegar patadas, puñetazos y el cuerpo a cuerpo, ja ja ja.

    El chocolate es como las patatas chips: verdura pura.

    Petonets :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amelia! Si te gustaba ¡vuelve a hacerlo! ¿no has oido eso de que nunca es tarde si la dicha es buena? Pues hala, a pegar zambombazos! jajaja

      Eliminar
    2. Ostras con la Amelia!!! jajaja, y lo a gusto que te quedas cuando le das al saco!! jajajaja.
      Nosotros practicábamos con el palo largo y no veas lo bien que va el contacto con la madera para descargar tensiones, le arreábamos al palo, pam! Pero al quedarme embarazada ni palo, ni espada, nada. Hice algo de chi kung, taichí y meditación durante el embarazo pero después ya he sido muy irregular y nuestro profe se fue a dar clases lejos y no tenía ganas de coger el metro, etc.
      Aunque yo se que un día volveré.
      Un beso guapa!!

      Eliminar
    3. Ya no puedo volver, después de recuperarme de una lesión, el grupo se disolvió y la magia desapareció.
      Sin embargo, pienso colgarme un saco de boxeo en mi garaje. Y ya puestos... podría poner la foto de algún político o algo... así seguro que practico, ja ja ja.

      Eliminar