Advertencia: no soy un ejemplo a seguir si quieres perder peso rápidamente. Me gusta ir sin prisas y con pausas.

jueves, 4 de septiembre de 2014

Día 7: primera semana del retorno de la Dama Yedi

Hola!

Recapitulemos la semana: empecé con unos 1,5 kilos más que el último peso debido a los excesos de 5 semanas de vacaciones. A los 2 días había bajado 900 g. A los 4 subí medio kilo. Hoy, el séptimo día he subido 100 g más. Total, mañana me peso y no habré bajado el kilo y medio ni por asomo, yo creo que ni medio.

Tengo dos razones para no haber bajado: la regla y 3 días cenando más de la cuenta. Las mates nunca fallan, mañana toca disgusto. Pues no me da la gana, mañana no me peso y paso el día de peso al domingo que me gusta más. ¿Y por qué me gusta el domingo? Porque hace muchos años, cuando tenía 26 y no tenía sobrepeso (aunque estaba cerquita) hice mi primera dieta más o menos en serio durante un mes y perdí 3,5 kg y luego perdí otro medio kg porque a mi cuerpo le dio por desprenderse de él. Y mi día de peso era el domingo.

Hoy he comido bien menos por la noche. Estas noches..... suerte que después de cenar no me da por picar nada. Bueno, tampoco tengo hambre porque con la cena voy más que servida.

Buenas noches!

3 comentarios:

  1. Hola!! odio la hora de la cena, por que si no es el pan, son los taquitos, las hamburguesas etc.... y aunque logro superarlo me voy a dormir con la tristeza de haber despreciado esos manjares, pero bueno, que la fuerza te siga acompañando amiga Padawan.

    ResponderEliminar
  2. A mí me pasa igual. Desde las cinco de la tarde hasta las doce de la noche podría comerme el menú de un mes sin despeinarme.

    Lo del pa amb tomata es tan tradicional y tan apañao que a ver quién es el guapo que no se lo come... a mí me resuelve un montón de cenas, pero ahora se lo zampa mi marido. Yo como jamón y queso con ensalada. Lo mismo, pero sin el pan. Qué penita...

    Después de cenar, una infusión calentita me acaba de llenar la panza.

    Suerte el domingo.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. A mí lo que me pasa es que tengo dos hijos pequeños que tardan mucho en cenar y mientras ellos comen, yo he acabado y voy picando cosas como queso, pan, jamón...
    Besos

    ResponderEliminar