Advertencia: no soy un ejemplo a seguir si quieres perder peso rápidamente. Me gusta ir sin prisas y con pausas.

viernes, 3 de octubre de 2014

Día 36: Un poco más de Pili

Hola!

Hoy me he encontrado mal a mediodía por la reglota esta del copón y no tenía mucha hambre pero he comido igualmente. Luego he ido a un curso de riesgos de explotaciones de recursos geológicos que estoy haciendo, ya os explicaré lo del proyecto Castor y el Fracking!! No sé si también se hablará de todo el montaje que quieren hacer en Canarias, aunque parece que la gente lo está parando.

¿Y qué hace esta haciendo cursos tan raros? Pues reciclarme que soy geóloga. Por eso os contaba que durante mi juventud he hecho muchas excursiones por el monte y la montaña. Siempre con la mochila, las botas, la cantimplora, la brújula, el mapa, la libreta de campo... Dentro de dos semanas nos vamos de curso a Núria, en el Pirineo. Suerte que voy con gente de edad en el grupo y no caminaremos mucho, ya no tengo tanta resistencia como antes y además peso unos 12 kilos más. Me hace mucha ilusión volver a recibir clase de una de mis pasiones. Porque aprendí tantas cosas y me lo pasé tan bien en la carrera, que volvería a repetir muchas cosas. Estudiar geología es una de las mejores cosas que he hecho en la vida.

Otra de las mejores cosas que he hecho ha sido hacer taichí, y como una de vosotras me ha preguntado de que va os lo explico brevemente. Esto lo he copiado de la web de mi profe:

El Tai Chi Chuan es un arte marcial que aglutina trabajos de chi kung, meditación en movimiento y combate cuerpo a cuerpo.
Tai Chi se representa con el diagrama del Yin y yang, negativo y positivo, femenino y masculino, flexible y rígido, contracción y expansión...
La unión yin y yang produce Energía Creativa, la base de toda creación.
Tai chi chuan es el arte del taichi, es decir, el arte de unificar yin y yang en un movimiento armónico.
 
La forma es la serie de movimientos que popularmente se identifica como “tai chi”. Es la práctica más representativa de este arte, aunque no la única. La forma son movimientos de chi kung encadenados, y por tanto, como en el chi kung, proporcionan una gran vitalidad, mejoran la circulación, corrigen la estructura ósea y reeducan el cuerpo facilitando la relajación y el aprendizaje del movimiento siguiendo uno de los principios básicos taoístas: “hacer el mínimo esfuerzo para lograr el máximo resultado”
La práctica de la forma nos hace más conscientes de nuestra estructura física. También la memoria se fortalece, especialmente la memoria corporal al tener que recordar secuencias de movimientos, así como la coordinación, el equilibrio y la capacidad de estar atento y reaccionar con suavidad a cualquier situación.
El conjunto de pácticas llamado tui shou (empuje de manos), parte integral del tai chi chuan, entrena la capacidad de fluir con el movimiento del otro, unificarlo o salir con elegancia de una situación agresiva.
Como sistema de defensa personal el tai chi chuan puede ser muy eficaz. Más allá de eso, comprender su aplicación marcial, los principios de movimiento y relajación consciente, el asentamiento en la tierra y el movimiento de la fuerza vital se integra en nosotros estableciendose en nuestra manera de actuar cotidiana.
 
Yo añado que no adelgaza pero que va muy bien para fortalecer la espalda y la rodillas, además de todos los tendones. Si además haces la parte marcial, entonces sí puede que adelgaces y reforzarás toda la musculatura del cuerpo. Todo lo que se necesita es un buen profesor y disciplina. Es difícil encontrar buenos profesores, la mayoría no trabajan la parte energética y entonces da lo mismo que hagas taichí que pilates, será lo mismo. Sin trabajo interior no es taichí solo movimientos.
 
En los 10 años que hace que lo practico, he conocido muchas personas a quien les cuesta mucho este arte marcial. Normalmente porque les cuesta mucho ESTAR por lo que hacen, DESCANSAR la mente en los movimientos, RESPIRAR de forma suave y AGUANTAR la postura. Esto último cansa bastante físicamente al principio, con la práctica vas reforzando las piernas y la espalda y puedes aguantar horas (pensad que no estás quieta en una postura, te vas moviendo todo el rato)
 
Además, puedes hacer forma con palo largo (de wusu), palo de pastor, con abanico, con espada, y los maestros con sable y lanza. Esto sería el apartado de armas, es muy chulo, jeje. Yo sabía la forma de palo largo y un poquito de la de espada (era muy difícil).
 
AH! muy importante, hay muchos estilos de taichí. Mi escuela trabaja mucho la energía (chi) pero otras no tanto. La forma más conocida es la Yang, yo practico la forma Chen Hunyuan, derivada de la forma Chen, mucho más antigua. De hecho, al principio aprendí la forma Chen de 44 movimientos pero ya no me acuerdo de casi nada, jejeje. La Hunyuan me gusta más porque tiene más trabajo interno y me ayuda a relajarme y a concentrarme mejor, noto mejor como circula el chi por mi cuerpo.
 
Quien se quiera saltar lo del taichí que lea a partir de aquí! (A buenas horas, ¿eh?)
 
Hoy he comido:
 
D: pan de espelta con un poco de chocolate 85 %, un te
MM: bocata de queso y cola light
A: plato de salmorejo con jamón y un filete pequeño de pavo a la plancha.
M:nada
C: 6 tomates cherries, un huevo duro, un poco de queso, otro poco de uva y 3 higos secos
 
Boooooooooona nit!! Bueeeeeeeeenas noches!!

6 comentarios:

  1. Me ha resultado muy didácico y entretenido leer tu post. Gracias por el esfuerzo.

    ResponderEliminar
  2. De nada, seguro que me he dejado muchas cosas pero lo básico está ahí.
    Hasta pronto!!

    ResponderEliminar
  3. Yo hacía hapkido, y también está la versión con palo, con armas distintas (hasta una revista enrollada) y los maestros, con espada. Los movimientos armónicos y el dominio de la parte espiritual y mental eran muy importantes, no todo era pegar patadas (que también).
    Una de las mejores cosas que he hecho, je je. Lástima que se me acabó por diversas razones.

    Lo del tai-chí siempre me ha atraído. Los movimientos se parecen mucho a otras artes marciales, es como si las hiciera a cámara lenta y con toda la consciencia en cada gesto. Una passssssada.

    No adelgaza, como tú dices, pero si aporta estabilidad personal y serenidad, seguro que se come con menos ansia. Algo ayudará, digo yo...

    Sobre lo de hacer cursos interesantes, a mí, cuando algo me gusta mucho, me da la sensación de que se me abre la tabla del pecho al inspirar. Que algo te apasione en la vida, creo que es el quid de la felicidad.

    Núria es preciosa. Me gusta el paisaje, me gusta el cremallera y me gusta hasta la figura románica que representa a la vírgen, aunque todo el mundo diga que es tan fea. A mí me parece bonita de verdad.

    Jo, como me enrollo... cual persiana de cuerda, ja ja ja.

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    No conocía el hapkido, pero si se dan muchas patadas se me daría fatal. Cuando hice la parte marcial de kung fu lo peor eran las patadas, lo mío era los empujes y utilizar todo el cuerpo, jeje.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo respecto a lo del taichí.
    En Núria he estado dos veces, la segunda era invierno y estaba nevado, impresionante.
    Me gusta mucho que os enrolleis como persianas, yo a veces también tengo tela enrollándome...
    Petons!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Pili! Soy culpable de tu entrada jajaja pero me ha encantado! Así que ha valido mucho la pena tu explicación. La verdad es que creo que aunque el Taichí no adelgace, seguir una disciplina ayuda muchísimo a regular muchas cosas de nosotros mismos que luego nos pueden ayudar a la pérdida de peso. Me recuerda un poco a cuando yo hacía Karate. Hay una parte en la que se repiten los movimientos de la escuela de Karate donde estés de una forma muy suave y relajada (se le llaman Katas) y esto me encantaba. Es como una coreografía, todos a la vez haciendo los movimientos, era muy chulo!
    Estoy súper de acuerdo contigo y Amelia: Núria es precioso! Yo iba a esquiar de pequeñita y nevado es tan tan bonito!
    Por otra parte me alegro un montón de que puedas hacer cosas que te gustan, ya sabes que a mi me encanta aprender cosas nuevas y siempre estoy haciendo cursillos relacionados con mi carrera (aunque ahora la universidad no me deje mucho tiempo). Pero siempre es como una inyección revitalizadora aprender cosas nuevas de algo que te encanta! Ánimo y un abrazo enorme de otra persiana jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en todo!!
      Sííííííí, eres la culpable de la entrada tan fantásitica que he hecho, jajaja. Ya sabes, cualquier otra pregunta sobre taichí yo te la respondo.
      Besitos!!

      Eliminar