Advertencia: no soy un ejemplo a seguir si quieres perder peso rápidamente. Me gusta ir sin prisas y con pausas.

domingo, 21 de febrero de 2016

No puedo evitar despistarme

Hola a todo el mundo,

Ya estoy como siempre, una semana bien y dos mal (o tres, o cuatro...). ¿Os podéis creer que se me olvida que debo perder peso cuando veo la comida? Bueno, la mayoría de veces como enviando la dieta a freír espárragos, me despisto rápidamente en este sentido.

Sí, he dicho debo perder peso y no "tengo que..." porque hay que ir metiéndoselo en la cabezota, lo mío es sobrepeso-casi-obesidad. No estoy (o lo intento) a dieta porque me sobran 5 kg o porque me sale un michelín de dos dedos al sentarme. Hace demasiado tiempo que estoy rozando el borde y no encuentro la manera de concienciarme más. Y mira que leo vuestros blogs y la gran mayoría escribís cosas muy acertadas.

Además, ya me lo está diciendo mi familia y eso me está picando un poco. Lo cierto es que se preocupan por mí, nunca había estado tan gorda y ya llevo así dos años.

Esta semana he ganado 200 g, no mucho por suerte pero he ganado. ¡Qué cosas! el domingo pasado pensaba estar hoy por debajo de 70 y casi llego a 71.

PESO = 70,9 kg
IMC = 29,9

Otra cosa, como podéis ver, he quitado la evolución de la bicicleta en el blog. Hace tiempo que subo una o dos veces a la semana y ya no lo actualizaba. Hoy he hecho 3 km a fuerza 2, otro día más. Sigo andando todo lo que puedo, entre 5 i 8 km al día, los fines de semana algo menos.

Nos leemos, ¡¡hasta pronto!!

8 comentarios:

  1. Hola.
    Gracias por los comentarios en mi blog. :)
    Yo te aconsejo que hagas una evaluación de todo lo que estuviste haciendo en alimentación y actividad física, e intentes nuevas formas de organizarte, y deseches aquello que no funcionó, busca un equilibrio, no es necesario comer solo ensalada para adelgazar, puedes comer proteínas y ensalada y cenar algo similar, por ejemplo, no es necesario dejar de comer... Al menos, eso es lo que aprendí.
    También te aconsejo que evalues las situaciones que te llevaron a dejar la dieta, analízalos, mentalizate de forma positiva para que la próxima vez que te enfrentes a estas situaciones lo hagas concentrada, con la mentalidad relajada y decidida a que seguiras haciendo las cosas bien.
    Ojala pueda ayudarte en algo. Cuidate y persiste... "Quién persevera alcanza"...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me voy a apuntar lo que me dices y volveré a reflexionar por enésima vez.
      Lo cierto es que como de todo y, además de las comidas normales, algunos dulces. Estos dulces son los que han hecho que vaya ganando peso durante los últimos años, también el sedentarismo, de más joven andaba mucho y cogía mucho la bicicleta.
      Claro que puedes ayudarme, solamente el saber que estáis ahí ayuda.
      Besos guapa!

      Eliminar
  2. ¡Hola Pili!
    Pues, ¿sabes qué es lo que yo creo que haría? No decir tengo que perder peso, ni debo perder peso, sino mejor quiero perder peso. Cuando uno quiere algo de verdad acaba luchando por ello y esa creo yo que es la clave. Hacer las cosas por obligación está bien hasta cierto punto, pero las restricciones tan severas sólo hacen que, en el momento en que fallemos, nos fustiguemos de una manera que puede incluso llegar a ser contraproducente. De forma que decimos hala, a tomar viento y acabamos comiendo de forma descontrolada (el por todos conocidos "ya, total...").
    Los planes de choque están bien, pero suelen funcionar si, o bien tienes una voluntad más férrea que el puente colgante, o bien lo lleva a un especialista. Haz pequeños cambios, ponte metas pequeñas, piensa (constantemente) en todo lo bueno que te va a traer perder esos kilos de más, y de a poco irás perdiendo. Para perder peso es imperativo darnos tiempo, porque cuanto más lento más firme, te lo aseguro. Vamos, que te lo pongo yo por escrito y ante notario, jajajaj.
    ¡Mucho ánimo! Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Esa programación neurolingüística!!

      La de veces que me lo dice mi marido, jajaja. Por ahora sé que debo, el quiero aún no es muy firme (mecachis...)
      De planes de choque nada, no van conmigo ¡qué vaaaaaaa! Ya sabéis que me gusta mucho comer. Lo de las pequeñas metas es lo ideal para mí, a ver si alcanzo alguna, jeje. Y pensar en lo bueno que me va a traer perder los quilos es lo que no hay manera de conseguir.
      Muchos besos y échale un vistazo a la Alhambra de mi parte, es maravillosa.

      Eliminar
  3. Guapa... Sin comentarios, siempre estamos las dos igual... Yo ni me he pesado. Pero seguro que he engordado más que tú. Es que nos gusta demasiado comer, para mí al menos es un placer, pero ese placer llega a descontrol y se nos va de las manos y ahí ya deja de ser un placer para convertirse en una obsesión, por lo menos a mi es lo que me pasa. Mucho ánimo, nos toca concienciarnos, que llegará el verano y no querremos ponernos en bikini. Muaaaaak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, ¿os habéis fijado que las catalanas somos unas "felices" con las dietas? ¡¡vaya cuatro estamos por aquí!!
      Obsesión es lo que me está pasando de vez en cuando, lo comparo con fumar, es casi adictivo el picar algo ¿sí o no?
      Ostrassssssssss, el bikini. M'has matao!!

      Eliminar
  4. Coñe, ahora que leo a Noa veo que te ha contestado lo que yo venía a decirte... ja ja ja.

    Incluso había escrito una entrada al respecto en mi blog, hablando del "debo" y el "quiero".

    Amos... que he llegado tarde, juas.


    Petonassos. Ahora ya no me voy más, aunque tengo faenita pendiente si quiero ponerme al día... uf uf, ja ja ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OOOOOOOOOOOLEEEEEEEEEEEEE que no se va más, que no se va más... yupiiiiiiiiii

      Voy a leerte y me mentalizo con el QUIERO, lo prometo.

      Petonsssssssss

      Eliminar