Advertencia: no soy un ejemplo a seguir si quieres perder peso rápidamente. Me gusta ir sin prisas y con pausas.

domingo, 1 de mayo de 2016

MAYO

Hoy ha salido el sol y mayo me ha traído fuerzas renovadas.

He pasado unas semanas bastante chungas de ánimo por la dieta y cosas más graves (y otras no tanto) que no voy a contar. Llevaba dos semanas comiendo mucho dulce entre comidas, desanimada, triste, preocupada, nerviosa, sobreviviendo, vegetando en ocasiones. Le he confesado a mi marido que el único momento en el que desconecto de mi tristeza es mientras doy clase. Qué cosas, trabajar me ayuda.

Este fin de semana he dormido, me he sentado en el sofá a ver una película con los niños, he hecho lo mínimo y he decidido que me voy a animar, por ellos, porque no me puedo permitir venirme abajo. Voy a sacar la fuerza de donde sea para animar a los que también están tristes y preocupados a mi alrededor. De donde sea. Y si un día me apetece comer un chocolate a la taza, lo hago y punto.

Al comer mal, he engordado cerca de un quilo, no importa, sé que cuando no pique tanto entre comidas lo perderé sin darme cuenta.

Hace días que no ando tanto, ha llovido y me duele bastante el pie porque creo que tengo un espolón... o dos. Ya tuve uno hace tiempo y el dolor se fue cuando me hice unas plantillas especiales. Hace meses que me pasa y voy aguantando, las plantillas de la otra vez no me están haciendo efecto y voy a tener que ir al médico. Prometo ir antes del verano, no debo dejarme siempre para lo último.

Estoy muy estresada, la faena se me acumula y esto va a ir a más de cara a junio.

En fin, oooooooooooooooooooooommmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

Que os vaya todo muy bien, cuidaos mucho. Por mi parte, procuraré perder el quilillo que he puesto y si llego a bajar de 70 kg hago una mega fiesta en la blogosfera.

Besos y abrazos.

10 comentarios:

  1. Piliiiiii, espero no haberte contagiado mi desánimo del otro día.
    Te mando otro abrazo grande, apretado y muy sentido; acércate un poquito y cierra los ojos, que te lo doy.
    Muakkkkk. Y un beso de regalo.
    Lo malo siempre pasa, así que no te desanimes. Apóyate en tu gente y verás que, entre todos, las penas son menos penas.
    Lo de comer bien depende mucho del estado de ánimo, así que no te obsesiones con la comida; simplemente, trata de relajarte, mímate y mima a los tuyos.
    Ánimo, mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noooooooo, esto lo arrastramos desde diciembre y cada mala noticia nos entristece más. Cuando falla la salud de un ser querido, ya se sabe.
      No quiero obsesionarme con la comida, aunque no me gustaría engordar más, la verdad.
      Muchas gracias por tu apoyo, un beso muy grande.

      Eliminar
  2. Estamos en "abrazo modo ON", je je je.
    Vaya pues el mío también, abrazo osil (de oso) y sonrisita con guiño.

    Yo también estoy pasando una racha un poco chunga de varios frentes a la vez. Se ve que la vida es un problema detrás de otro, menos cuando vienen todos juntos, menudo timo.
    Pero una le echa cojones al tema, y a ver quién se pone más chula... después de todo, vivimos el momento presente, y si nos dejamos caer, al final hay que levantarse. A mí me pesa el culo, qué quieres que te diga, un perezón... prefiero no caer, es más práctico (a veces más difícil, es verdázzz).

    Muchos besos, un abrazo y un frasco de pharmatón complex. Chica, perdona la publi, pero es que cuando estoy superagobiada, me va genial chutarme una de vitaminas con gingseng. Una vez al año o cada dos, me compro una cajita.

    Muackis.

    PD - Aunque tengas faenón y agobión, si vas entrando te haremos sonreír una miajita, que eso siempre anima... :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Amelia!
      Nunca he tomado gingseng ni jalea real, pero he decidido que cada otoño tomaré hierro ya que siempre voy algo justa.
      Sigo leyéndoos desde el móvil cuando voy en metro o mientras cocino, por ejemplo.
      Me alegra ver que algunas os estáis poniendo las pilas.
      Petonets!!!

      Eliminar
  3. El estrés es lo peor con diferencia. Admiro que intentes estar feliz por todos los de tu alrededor. Eres digna de admirar.
    Ya verás como ese 7 acabará desapareciendo. Besos. ~A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, que desaparezca para siempre el 70, que es demasiado para mi altura (bajura, jaja).
      Yo lo que quiero es estar sana, que cada día me hago mayor y tengo que dar mucha guerra todavía en casa y en el trabajo.
      Muchos besos guapa!

      Eliminar
  4. Me sumo al megaabrazo...el ánimo es más importante que el peso, que eso nos quede claro. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapetona, me ha hecho mucho bien este supermegaabrazo. Estoy mucho más animada esta semana.
      Besotesssssssss

      Eliminar
  5. Ayayayaaaaaayyyy!! No estés triste mujer : ))) Mira que me da por pasar a veros y te encuentro de bajón, no puede ser! Dentro de poco ya tienes vacaciones y te podrás relajar, piensa que ya queda menos. Desde luego, unos por mucho trabajo y otros por poco estamos apañados! Te diré que yo hago como Amelia, de vez en cuando hago unas semanas de Ginseng y también de Ginkgo Biloba y me siento de maravilla. Eso sí, días malos también hay, los biorritmos son así, ineludibles. Ultimamente cuando estoy de "bajona" me hago pizza, eso sí, preparo la masa con su levadura, la dejo levar una hora al menos y luego amaso y al horno...después de todo ese rato ya no tengo tanta gana de atracón y me quito la espinita. Te mando un abrazo enorme y toda la energía positiva. Fuerte abrazo ; )

    P.D:
    -Paco, tengo dos malas noticias.
    -¿Cuáles?
    -No se contar.
    -¿Y la otra?
    -¿Qué otra?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!

      ¡Qué alegría de leerte!

      Ya queda menos para las vacaciones, pero estos dos últimos meses son de no parar. Hoy hemos comido pizza a mediodía, muy de régimen, jajaja. Como la comemos una vez al mes o cada dos, tampoco es para tanto.

      Me ha llegado toda vuestra buena energía directa al corazón, fue llegar el lunes y estaba mucho mejor.

      Vaya chiste, nen. Es digno de contar en la clase de taichí el día que vuelva.

      Besos

      Eliminar