Advertencia: no soy un ejemplo a seguir si quieres perder peso rápidamente. Me gusta ir sin prisas y con pausas.

martes, 29 de noviembre de 2016

Por el buen camino

Sí, compañeros y compañeras, voy por el buen camino. Sin obsesionarme por lo que como, ni picar demasiado entre comidas. Sigo tomando todo tipo de alimentos y menos dulces que las últimas semanas. Como no, he perdido cerca de un quilo. También procuro cenar algo ligero para poner un ejemplo: una ensalada hasta arriba en plato sopero (lechuga, escarola, pepino, zanahoria, perejil y un poquito de aceite), dos filetes de pavo a la plancha y un yogur.

Si continuo así durante el resto de mi vida, me estaré alimentando bien y seguramente perderé algunos quilos. Quizá no llegaría al peso saludable pero seguiría unos hábitos saludables.

Ahora toca hablar de cosas importantes, este mes ha llovido muchos días en Barcelona. La lluvia limpia el aire y el suelo, eso es importante. Respirar bien es tan importante como alimentarse bien, y a los que vivimos en la ciudad, nos consta que la calidad de nuestro aire no es buena.

¿Os he contado que he hecho un curso sobre geología y medio ambiente del Mar Mediterráneo? Por favor, reciclad todo lo que podáis y no compréis nada que no sea necesario. Ah! y cuidado con los geles exfoliantes i otros cosméticos, pueden llevar microbolas de plástico que ya se están detectando en el zooplancton. Ni se os ocurra tirar basuras fuera de los contenedores, no abuséis de la lejía, ni de los jabones. Reciclad y reutilizad por favor. Sí, es cierto que hay cinco grandes zonas en nuestros océanos llenas de plásticos (la mayor supera la superficie de Francia), y el Mediterráneo está igual. Y no hay manera de recogerlo, ni de deshacerse de él.

Otra cosa, mi profe de taichí se va a las Canarias unos días y no vamos a tener clase. ¿Por qué me da tanta pereza ir a clase, con lo bien que me va? La verdad, ya no es como antes. No me concentro, no recuerdo los movimientos, no noto la energía fluyendo. No hago taichí, solo me muevo. Me gustaría practicar sola en casa o con mi marido (él también ha hecho muchos años taichí) y nunca me acuerdo. También me gustaría volver a practicar la forma de palo largo al aire libre (en casas romperíamos los muebles) y nunca lo hacemos. Apenas la recordamos. Ni hablar ya de la forma de espada, esa casi ni la empecé. Sí, compañeros y compañeras, tenemos espadas de exhibición. No cortan ¿eh?

Vaya pedazos de frikis somos mi marido y yo, si hasta jugamos a Ingress, jajajaja.

Me voy a dormir que mañana tengo por delante un gran día que vivir (y exámenes que corregir, eso ya no es tan divertido). 

Cuando vea que me acerco de nuevo al sobrepeso os avisaré.

Hasta pronto!!

4 comentarios:

  1. Fíjate si somos todos frikis que tenemos blogs donde hablamos de nuestra lucha contra los kilos como si a alguien le importara jejeje Pero con que nos importe a nosotros hay más que de sobra. Y sí, tú el taichí y yo la bicicleta. No sé por qué se dejan de lado cosas que nos funcionaban, pero así es. Quizá debiera incluir entre los propósitos de año nuevo volver a darle a los pedales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta la idea de volver a los pedales. En invierno apetece más.
      Hasta pronto!!

      Eliminar
  2. Hola Pili, ja soc aquí! ; ) Yo soy un friki tremendo también. Hace años estuve tan enganchado a los simuladores de vuelo que no dedicaba casi tiempo a otra cosa. Por cierto, ahora que hablas de taichí. Tengo un libro de taichí que siempre me estoy prometiendo leer y poner en práctica pero no hay manera. Pero realmente me llama mucho la atención. A ver si le echo voluntad.
    Me alegra leerte tan animada y tan bien.
    Fuerte abrazo ; )***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Re-bienvenido de nuevo!!

      Tú lee, lee y mientras tanto pedalea aunque sea despacio, que ya sé que tienes bici.

      Besos

      Eliminar