Advertencia: no soy un ejemplo a seguir si quieres perder peso rápidamente. Me gusta ir sin prisas y con pausas.

viernes, 14 de septiembre de 2018

DÍAS 18 Y 19

Hola,

Estos dos días he comido normal y corriente, sin restricciones de cantidades y algún bocadillo de más en la merienda. Me está pasando que entre semana no me acuerdo de ponerme "un poquito menos" en el plato, a ver si este fin de semana lo hago tan bien como el pasado y pierdo al menos 100 g, más que nada para no defraudar a mi club de fans compuesto por... ¿Alicia? jajajaja.

¿Cuánto dije que quería perder durante este mes y medio? Tendré que leer las entradas antiguas, creo que unos 4 kg y llevo 2,5 kg. A ver si soy capaz, todavía quedan muchos días, jeje.

Lo que sí tengo que hacer es fijarme más en no ponerme tanta cantidad de plato tipo: macarrones, arroz o legumbres, y en cenar ligero TODAS las noches. 

Sin hacer dieta convencional, lo normal es que pierda muy poco o me estanque pronto. Ya veremos, reduciré y seguiré sin momentos Triki.

Por cierto, ningún mediodía de esta semana he picado después de comer. ÉXITO TOTAL.

Creo que os habréis dado cuenta de que lo que en realidad quiero es no descontrolarme con la comida, comer cuando toca y no picar. Pesar más, pesar menos..., bien, reconozco que me sobran más de 10 kg pero el peso (los quilos) no me pesa, lo que me pesa es comer tan mal como lo hacía hasta mitad de agosto. Pero ya llevo un mes bien y noto que tengo menos ansiedad, como si mi cuerpo se hubiera acostumbrado a no tener los picos de insulina que debía tener antes. Mi cuerpo no me pide azúcar rápido y espero seguir igual muchos años.

La verdad es que el no pensar cada día "tengo que hacer régimen", "el lunes empiezo" o "ésta es la última vez que me como esto"; el no tener esa necesidad de comer dulce; el estar sola, recoger la cocina y no tener "la sensación" del momento Triki, es un gran peso de encima que me estoy quitando. EL PESO que más me pesaba. 

El de los kg, el que se mide con la balanza, ESE me afecta poco y menos que me va a afectar.

Aquella ansiedad por comer está dormida y quiero pensar que olvidada.

Buenas noches y un fuerte abrazo para todas.

2 comentarios:

  1. ¡Hola Pili! ¡Qué alegría ver tantas entradas positivas en tu blog!Sabía que antes o después lograrías ese punto de apoyo que permite que movamos el mundo, nuestro mundo.
    No había entrado en todo el verano, la semana pasada entré de paso y ya vi que estabas muy bien, leí un par de entradas pero no contesté hasta hoy que ya estoy otra vez con ordenador, tiempo, y a punto de ponerme manos a la obra otra vez con el blog y con el peso, en mi caso los kilos sin son un problema grave que se llama obesidad y que tengo que superar.
    Me ha gustado mucho tu comentario sobre los picos de azúcar y como eso hace que tengamos deseos de dulce, a mi me pasa mucho, le preguntaré a la dietista al respecto aunque yo creo que ya me lo ha comentado alguna vez.
    Yo aún estoy en la anarquía que he vivido durante el verano pero a punto de volver al orden, quiero empezar por cambiar la cara del blog, a ver si soy capaz y luego pondré alguna entrada. Ya te adelante que he engordado, no se cuanto pero se que he engordado, pero que estoy motivada para volver a la rutina y meterme en cintura, y nunca mejor dicho.
    Un placer leerte y enhorabuena. Un abrazo desde Zamora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría Rocío! Bienvenida de nuevo.

      Ya ves, estoy cambiando de actitud. Me falta un pelín para dejar la obesidad atrás, cada vez menos. No quiero que me afecte físicamente, por ahora estoy bien, los análisis de p.m., etc., pero me hago mayor y quién sabe si dentro de cinco, diez o quince años hubiese cogido diabetes, colesterol o hipertensión.

      No sé si te pasará como a mí, pero el deseo de dulce ha disminuido muchísimo al no comer casi nada y al no estar sometida a estrés, creo que esta segunda causa es muy importante en mi caso. Todavía tomo algo de miel en la infusión o azúcar con el café, pero menos que antes. Por ejemplo, solo me pongo miel en la infusión del mediodía del sábado y el domingo, y máximo una cucharadita de postre.

      Me alegro mucho de que vuelvas a ponerte en cintura, jeje, la mía a saber dónde estará, jajaja. Me encantará leer tu próxima entrada, ya estaba yo sufriendo al no saber de ti durante tanto tiempo.

      Nunca he estado en Zamora, a ver si el año que viene lo soluciono.

      Besos!!



      Eliminar