Advertencia: no soy un ejemplo a seguir si quieres perder peso rápidamente. Me gusta ir sin prisas y con pausas.

jueves, 14 de diciembre de 2017

Una subida de campeona!!

Ole yo!!

Un quilo y medio más. Si me entreno, no lo haría mejor. Y pronto Navidad, todas las fiestas y las sobras de enero. Récord Pilariano de nuevo.

Estoy de subidón de los grandes, de peso, por supuesto.

Ale, ahí os dejo. Cada cual con lo suyo.

Si llego a 80 kg os aviso. Me queda poco.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Una semana más restando

200 g menos esta semana. La verdad es que he comido de todo lo bueno y de todo lo no tan bueno, dulce y salado.
Si me cuidara un poco, bajaría más, pero es lo que hay.
A ver como va esta semana.

domingo, 26 de noviembre de 2017

300 g menos

Hola!!

No he cumplido con el quilo que quería bajar ni me he puesto el tejano, todo llegará.

300 g menos esta semana, todavía paso de 75 kg así que sigo siendo obesa.

No me olvido de los pantalones, esta semana a por el quilo menos que tengo pendiente.

Mucho hambre tengo últimamente, ya me veo comiendo zanahorias como Bugs Bunny para quitarme el hambre.

Hasta la próxima.

domingo, 19 de noviembre de 2017

El reto de los tejanos

Hace tres años me planteé en una entrada el reto de los tejanos

Tengo unos semi-nuevos que me compré cuando pesaba unos 67 kg y hace la tira que no me caben. Primero me provocaban gangrena en la cintura si me los abrochaba (sí, exagero pero ya sabéis... esa manera de apretar la cintura que parece que el botón vaya a salir disparado y a matar al de delante tuyo), ahora no me suben apenas del culo.

Pues bien, el reto de los tejanos consistía a enfundarme dichos pantalones el día de peso e ir bajando hasta que me los pudiera poner sin consecuencias desastrosas para la humanidad.

Nota: los tejanos son de talla 44, de cintura ancha y bastante rectos.

Creo recordar que lo cumplí, me los enfundé aquel final de otoño hasta que llegó la Navidad. En enero ya volví a ser un peligro para el que se me pusiera delante... jajaja.

Los tejanos quedaron en el olvido, me compré otros de talla 46, elásticos y baratitos. Los rompí, me compré otros, and so on...

Hoy, leyendo mis primeras entradas, buscando inspiración y el optimismo que me caracterizaba en 2014, he vuelto a acordarme de esos tejanos (también de unos pantalones cortos con los que subía al monte). ¿Y si vuelvo a ponerme los tejanos hasta que me quepan? ¿Por qué no? Sería una buena motivación. ¿Y si vuelvo a escribir cada día? Y si...

Escribir cada día, ¿para qué? ¿Me compensa perder media hora escribiendo para que no me conteste nadie? La verdad es que esto está muy muerto.

Estoy cansada, cansada de tanto trabajo, cansada de no tener tiempo para mí, cansada de esforzarme en todo menos en lo que afecta a mi bienestar. Aún así no me rindo, nunca.

Reto para esta semana: bajar 1 kg y probarme el tejano el domingo que viene.

Empezamos el reto, ¿seré capaz de ponerme el pantalón de vestir en Navidad? (Me lo ponía con 69 kg, no sé yo si podré perder tantos kg...)

sábado, 18 de noviembre de 2017

Tres días

Tres días, tres miserables días fue lo que duré haciendo el reto. El fin de semana salimos fuera, comimos sin excesos pero con pan blanco, pasta normal, etc.

Lo malo fue la vuelta. Ansiedad, hinchazón, el periodo a la vuelta de la esquina. Reto acabado.

Me rindo?

Sí hombre, me voy a rendir yo, a cabezota no me gana nadie. La semana que viene no sé como irá, volveré a plantearme pequeños objetivos y si los cumplo bien, si no, la siguiente semana.

Voy a trabajar un poco. Otro sábado perdido entre hojas y hojas que corregir. Cómo no voy a estar ansiosa si no me saco la faena de encima?

Hasta pronto?

viernes, 10 de noviembre de 2017

Reto: quedan 27 días

Me quedan todavía muchos días para cumplir el reto de no comer alimentos ultraprocesados. La verdad es que lo llevo bien, aunque todavía me pongo medio sobre de azúcar en el café del bar. No me gustan los edulcorantes, tampoco soy mucho de cafés, pero los patios son de 20 y 15 minutos y no me da tiempo de tomar una infusión sin escaldarme el gaznate. Porque claro, no son 20 minutos reales. Hasta que llevas las cosas al departamento, vas al lavabo, sales del instituto y te sirven en el bar, pasa casi todo el patio.

La cuestión es ir siempre medio corriendo. Ya lo dijo el DN especialista en deporte que nos dio una charla en marzo: nuestro oficio es bastante activo. No hay muchos profes obesos, sí con sobrepeso o obesidad leve como yo, pero muy muy grandotes, pues no.

Qué comí ayer?

D: pan de espelta integral con aceite y leche desn.
2o D: bocata de pavo y plátano (qué hambre tenía)
A: ensalada variada y espaguetis con pollo, butifarra fresca y un poquito de chistorra. Con salsa de tomate, queso y gratinados al horno. 2 mandarinas.
C: 3 croquetas caseras, uva y un yogur desnatado.

Cómo me puse con los espaguetis, jajaja.

Podeis ver que todo es comida real, el pan y la pasta son integrales.

Ando entre 6 y 7.5 km al día entre semana. El día que vuelvo andando del trabajo son unos 13 km, así que mi objetivo es volver como mínimo una vez a la semana andando.

No sé si comiendo bien perderé los 16-17 kg que he ganado estos años pero al menos habré vuelto a mis hábitos del pasado.

Besos

martes, 7 de noviembre de 2017

Reto de 30 días

30 días comiendo alimentos de verdad parece fácil cuando una ya come el 90 % de cosas ricas, ricas y con fundamento. Otra cosa es que se me vaya la mano al pan con aceite.... jeje.

Pero, qué hago con ese 10 % de procesados diarios? Cómo cuesta evitarlos!

Os digo lo que comí ayer, lo apunté por fin:

Desayuno: 60 g de pan con aceite, 1 nuez y te verde con menta a secas.

2o desayuno: 3 nueces, 8-10 pasas y un vaso de leche.

Almuerzo: puré de verduras, bistec de ternera, 3 rebanadas de pan de espelta integral, 2 tomates deshidratados y uva.

Merienda: 2 rebanadas de pan de molde integral con aceite y un puñado de pipas (uy!)

Cena: gazpacho, medio plato de postre de paella (sobras), 3 rebanadas de pan y 2 mandarinas.

Como veis, ayer comí bastante pan. Lo normal es que a mediodía no lo coma y por la noche tomo menos.

Esta mañana pesaba 75.3 kg. Estoy en mi peso máximo, a ver si pierdo un poquito.